SERES TENEBROSOS. REENCUENTRO INESPERADO


 

¡No puedo creerlo! Al fin la he vuelto a ver, después de buscarla sin descanso  todos estos años.  Esta fotografía, probará a todos los que se rieron de mí, que nunca estuve loco o la imagine.

¡Es increíble! Sigue tan  joven y hermosa, como la recuerdo. No ha cambiado nada en quince años. ¡No debe ser humana! ¡Hasta monta el mismo animal! ¿Por qué paseará desnuda?

Ese día su imagen se gravo a fuego en mi memoria. Aún puedo recordar el olor que desprendía, cuando me sacó de las agua heladas y me coloco en la tierra.

Mientras la observo, avanzó sigilosamente, entre los árboles y aprovecho en sacarle una foto más. ¡Se ha detenido!  ¡Me ha visto! Su mirada se ha cruzado con la mía y un escalofrío me ha recorrido por completo. Tengo que huir, algo no está bien. ¿Qué me pasa? Intento irme, pero no puedo  moverme, su mirada me tiene cautivo. De pronto mi cuerpo, avanza hacia las aguas. Trato de detenerme pero es imposible. Mi mente grita, aunque de mis labios, no sale ni un sonido. La escucho, algo me está diciendo, aunque sus labios siguen inmóviles. Aquieto mi mente y escucho sus palabras.

¡Qué tonto he sido al buscarla! ella nunca fue mi salvadora, me salvó solo para llevarme como regalo a su padre y de no haber sido, porque mis amigos se acercaron ese día, ellos me hubieran comido en su banquete. ¡Ahora lo sé! Escucho su risa en mi mente, está feliz porque hoy día se dará un festín conmigo. Y mientras camino hacia las aguas, sé que camino hacia mi muerte, pero no puedo evitarlo, los hilos de su mente, controlan mi cuerpo. Quién iba a decir que esa mujer, fuera la hija del Monstruo que tantos temen y han jurado cazar.

He llegado al comienzo del río y ella me sonríe abiertamente. Mientras tiemblo de miedo, me adentro en sus aguas. Están cálidas y pronto me llegaran a la cintura. Ella se hace a un lado y me ordena subirme. El pez permanece quieto ante mi presencia. Al sujetarme de su cuerpo, la siento fría, como la muerte y a pesar de la velocidad, con que el animal avanza, mi cuerpo parece haberse pegado a él.

Puedo sentir que el agua ha dejado de ser cálida, ahora es fría y turbia. Ha dejado de ser verde,  para convertirse en oscura como el carbón. El animal se ha detenido, al escuchar su orden. Y después de mirar por unos minutos el remolino negro, me ha lanzado contra él. Y antes de estrellarme contra las aguas, la escucho reír a carcajadas, mientras salta detrás de mí.

Mi cuerpo sumergido, parece romperse en mil pedazos. Mi mente está olvidando quien soy, es como si esas aguas, estuvieran extrayendo todo de mí, dejándome como un cascaron vació. Al tocar mi mano solo encuentro huesos. ¡Me están comiendo! ¡Me equivoque! ¡Todos se han equivocado! ¡Ellos son las aguas negras!, por eso el monstruo nos ha burlado todos estos años.

Escucho carcajadas en mi mente, ellos saben lo que pienso. Y antes que la oscuridad me envuelva por completo, conecto con la mente de mi gemelo y le transmito toda la información. Ellos lamentaran su último error. Jamás debieron haberme devuelto mi movilidad, mientras me comían. Porque pronto mis hermanos de caza los encontraran, con la información que ahora tienen. Los aullidos de furia de mis asesinos, es lo último que me llevo conmigo y sonrió al imaginarme en su destino, que será mucho peor que él mío.

July Aspur

Safe Creative #1403250428331

Si quieres leer otros relatos y microrelatos, click en el botón:

Leer- celeste-negro

Anuncios

3 comentarios el “SERES TENEBROSOS. REENCUENTRO INESPERADO

  1. Pingback: SERES TENEBROSOS. REENCUENTRO INESPERADO. RELATO CORTO | JULY ASPUR

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s