SERES TENEBROSOS. UN SER DE PESADILLA


Un Ser de Pesadilla

Me despierto sin saber donde estoy. Algo me ha sacado de  mi sueño. Y al tratar de sentarme, es cuando descubro que ese Ser infernal está cerca.

<< ¡No otra vez! ¡No me puedo mover! ¡Ayúdenme por favor!>>  pienso alterada.

Aún sigo en mi cama. Puedo sentirlo a través de mi piel. Mi cabeza sigue sobre la almohada. Trato de escuchar más sonidos, pero no hay nada. No hay ruidos en la calle. No hay nadie afuera. Estoy sola contra mi torturador. No tengo frío ni calor. Solo está ese molesto zumbido, que percibo en mi mente. Él inicio de algo aterrador. Y mientras más cerca lo escucho, más paralizada me encuentro.

Me siento atada, como si millones de hilos, envolvieran mi cuerpo. Me retuerzo con desesperación y no logro mover  ninguna parte de mí. Sé lo que pasará, no es la primera vez. Siempre regresa hacerme lo mismo. Y cuando lo tengo encima, flotando a pocos centímetros, empieza mi verdadera agonía. Sé que él sabe que lo puedo percibir, porque mi mente ha sido tocada por la suya. Su mente fría, inhumana, comprueba que me tiene a su merced.

Sé que es  un depredador sin sentimiento alguno, con una misión. Pero no sé cuál es. Por algún motivo él regresa y seguirá haciéndolo, hasta que termine de lograr su objetivo.

Trato de escuchar mi corazón y al lograrlo, parece estar a un ritmo normal a pesar de mi angustia y terror.

De imprevisto, una gran opresión invade mi cabeza y algo la traspasa. Puedo escuchar, como los huesos de mi cráneo crujen, ante su ataque.

<< ¿Qué me está haciendo?… ¿Me quiere matar?…¡Me va a romper los huesos!>> mis pensamientos hacen eco en mi mente.

El tiempo parece detenerse. Mi angustia llena mi cuerpo y se instala en mi alma. Y mientras él continua escarbando en mí, la impotencia carcome mis entrañas. Aún así lucho, no sé porque lo hago, solo lucho, tratando de eliminar su diabólico control sobre mi cuerpo. Una y otra vez, me choco contra su poder y sé  que mi resistencia le complace. Puedo escuchar sus carcajadas. Se burla de mis esfuerzos. No sé que es peor. Si su toque o saber la negrura de su alma, que percibo claramente.

No puedo evitar que el vacío penetre mis defensas y me dejo llevar. No puedo enfrentarlo, ni detenerlo. No soy nada contra su poder.

<< ¡Por favor que acabe pronto!… ¡Qué alguien me ayude! >> Deseo desde el fondo de mi alma, pero nadie viene a socorrerme.

En la negrura que se ha convertido mi mundo, me siento desorientada. No sé si han pasado varios minutos, o tal vez han sido horas, desde que todo empezó. Solo sé que no se detiene. Sé que la criatura, escucha cada uno de mis pensamientos e ignora mis súplicas por completo.

<< ¡Vete!..¡Aléjate!>> le pido una y otra vez. Su risa hueca es su única respuesta.

La opresión sobre mis huesos del rostro aumenta y los crujidos dan la impresión, que algo se está rompiendo dentro de mí, aunque no sienta dolor. No entiendo como sigo viva y que aún pueda pensar con claridad, a pesar de la tortura. Pasan más minutos y deja mi cabeza, su toque violento esta bajando por mi cuerpo y se instala en mi pecho. Es cuando percibo que  algo dentro de mí, se despierta de golpe, como respuesta ante su invasión. Es combativo, agresivo, frío y no piensa retroceder. En ese momento empiezo a luchar con nuevas fuerzas. La resignación se transforma en furia. El miedo en valor y perseverancia. La desesperación en paciencia. Pero sobre todo, ahora ya no me siento pequeña e  insignificante ante su presencia.

Veo una imagen guardada dentro de mi memoria. Ahora recuerdo los consejos de mi maestro, ante una situación parecida. Su sabiduría otorgada en otro tiempo y lugar. Y pensar que eso y mucho más está perdido en mi mente, no por propia voluntad.

<< ¿Por qué estoy recordado? ¿Es una prueba?>> percibo que mis pensamientos chocan contra algo, pero no sé que es y de inmediato le resto toda atención.

Mi mente se divide súbitamente, se desdobla en dos partes desiguales. La más pequeña es consciente del dolor, la opresión y la parálisis de mi cuerpo. Y la más grande se transforma en un lago sereno. Allí es donde encuentro, la energía que necesito para plantarle cara.

Ahora tengo una estrategia y con paciencia la llevo a cabo. Lentamente  la presión que ejerce sobre todo mi cuerpo se debilita. He puesto toda mi energía y concentración, en mover un solo dedo de mi mano izquierda. He cerrado esa parte de mi mente que sufre ante el ataque. Y después de conseguir el control de mi dedo, me voy por el de mi mano de inmediato.

Puedo sentir como el zumbido aumenta hasta hacerse muy agudo. Esta intentado hacerme retroceder. Hacerse con el control completo de mi cuerpo otra vez. Su presión es terrible.  A pesar de su contraataque no me desanimo. Estoy decidida a no ponérsela fácil. No esta vez. Nuestras voluntades chocan, nuestras mentes se enfrentan en igualdad y después de unos minutos salgo victoriosa. Y cuando me hago con el control de mi brazo, el zumbido casi ha desaparecido. Puedo percibir, aún en la oscuridad de mi mente, que el Ser se está alejando de mi cuerpo y de alguna forma que no comprendo, puedo detectar su ubicación fácilmente. Está  huyendo de mi dormitorio. Lo siento herido, desorientado, incrédulo, pero sobre todo con mucha rabia y ganas de vengarse.

Al recobrar el total control de mi cuerpo. Abro los ojos y me siento de golpe sobre la cama. Mi corazón alterado retumba en mis oídos. Llevo una mano a mi pecho y la otra a mi cabeza, pasando por mi rostro. Toco mis manos y mis brazos, soltando un largo suspiro.

– ¡Sigo viva! –  sonrió echando un vistazo a mi alrededor.

No termino de mirar las sombras de mi habitación, cuando siento una pesadez en mi mente, como si el sueño, estuviera llamándome, extendiendo sus brazos para acunar mi cuerpo. Por un instante me dejo llevar, deseando encontrar consuelo, pero mi mente logra oponerse con fiereza. Sé que volverá si me descuido,  eso es lo único que tengo claro.

– No voy a caer en tu trampa – Digo en voz alta, sabiendo que me está escuchando desde otra dimensión. Contemplo el techo y mi mente vuela a ver más allá y grande es mi sorpresa. No estoy sola.

Por unos minutos mi mente se queda quieta y luego descarto lo que he visto. Así que sentada en el centro de mi cama, me preparo a esperar el amanecer. Afuera aún sigue oscuro. Trato de entretenerme, con los recuerdos del día anterior. pero el cansancio lentamente va reptando por mi cuerpo.

<< Morfeo tendrás que esperarme un poco más…el amanecer pronto llegará>> Este pensamiento me alivia y me da fuerzas para vencer mi propia debilidad.

Ahora lo sé. Tengo el recuerdo. El mayor enemigo de ese monstruoso Ser, es la luz. Y mientras el Sol este arriba en el firmamento, estaré a salvo de él.  Presiento que pronto eliminaré su presencia  de mi vida. Pero saber esto no me alegra. Me sorprendo al sentir el leve roce de una mente poderosa. Pero nada tiene comparación, cuando escucho una voz que pensé jamás volver a oír.

<<Lo has hecho bien. Ahora debes derrotarlo por completo>>

Suspiro con decepción y tristeza. No es lo que me hubiera gustado escuchar, después de tantos años sin saber de él.  Un hola o ¿Cómo estás? Hubiera alegrado mi corazón. Es tonto de mi parte desear algo así. Después de todo, él no es humano.

Al recobrarme me doy cuenta que mi maestro lo ha contemplado todo y no movió ni un dedo por ayudarme. Saberlo me desagrada, pero jamás podría quejarme de sus acciones y sé que me falta mucha sabiduría para entenderlo.

Mi angustia regresa a pasos agigantados. Aún no me siento preparada para verlo de frente. No después de lo que ocurrió, la última vez que nos vimos. Muchas ideas llenan mi mente, pero hay dos preguntas que toman fuerza y mi corazón necesita saber la respuesta.

<< ¿Por qué regresaste? ¿Es tiempo de recordar?>>

Me angustia saber la respuesta.  No puedo evitar cubrirme la cabeza con mi edredón. Sé que es un comportamiento infantil,  pero me ayuda hacer frente a su presencia.

<< Así es. Es tiempo de retomar las lecciones. Tus vacaciones terminaron. Sé que tienes algo que decirme. ¿Lo harás ahora o esperaras otro momento?>> Me preguntó rodeando mi cuerpo por completo.

La sensación fue muy cálida y placentera. Me hice un ovillo ante su toque, y faltó poco para ponerme a llorar. Al pensar en su opción, decidí esperar. Había tanto que tenía que decirle y quería privacidad. Ahora sabía, que los otros que había visto minutos atrás, estaban con él.  Al saber de mi resolución, cortó el enlace mental y salió de este plano de existencia. Espere unos minutos, antes de sacar mi cabeza de debajo del edredón. Mi mirada buscó de inmediato la ventana. Afuera estaba empezando a amanecer.

Baje de la cama y me acerqué para observar los hermosos colores en el cielo, que empezaban a formarse. Y cuando la luz se abrió camino por completo entre la noche, regrese a mi cama y me acosté. Cerré mi mente a todos los recuerdos. Rápidamente aquiete mi alma y ralentice mi cuerpo.

Estaba decidida a aprovechar la luz y mi oportunidad de descansar y con todas las ganas que mi cuerpo y mente podían, me dejé llevar…

 ¿Te ha gustado el relato? Estaría encantada de recibir tus comentarios.

 

Safe Creative #1403140360307

Si quieres leer otros relatos y microrelatos, click en el botón:

Leer- celeste-negro


 

Anuncios

11 comentarios el “SERES TENEBROSOS. UN SER DE PESADILLA

  1. El relato está bien. Se queda uno esperando la continuación y el conocer más acerca de esos dos seres inmateriales.
    La presentación no me gusta tanto. Aparece en una letra muy pequeña en blanco, que dificulta su lectura. He tenido que copiarlo y pasarlo a una página con texto en negro sobrfe blanco y tipo 12 puntos. Por otra parte, observo muchos detalles de faltas de acentos y otras cosas menores que, supongo serán errores de la página…

    Me gusta

  2. Pingback: SERES TENEBROSOS. UN SER DE PESADILLA | JULY ASPUR

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s